Cateterismo cardiaco
Enfermedad Cardiovascular

Cateterismo cardiaco

Este articulo es para Profesionales médicos

Los artículos de referencia profesional están diseñados para que los profesionales de la salud los utilicen. Están escritos por médicos del Reino Unido y se basan en pruebas de investigación, directrices del Reino Unido y europeas. Usted puede encontrar el Cateterismo cardiaco Artículo más útil, o uno de nuestros otros. articulos de salud.

Cateterismo cardiaco

  • Cateterización del corazón izquierdo
  • Cateterización del corazón derecho
  • Preparación para el cateterismo cardíaco.
  • Contraindicaciones
  • Complicaciones

La cateterización cardíaca con un catéter venoso o arterial de línea larga permite:

  • Inyección de tinte radioopaco para angiografía.
  • Medición de presiones intracardíacas y saturaciones de oxígeno.
  • Paso de instrumentos electrofisiológicos.
  • Paso de balones de angioplastia y valvuloplastia.

El catéter se manipula bajo guía fluoroscópica. El paciente suele estar despierto y en un monitor cardíaco en todo momento. La mayoría de los estudios diagnósticos se realizan como casos de día.

Cateterización del corazón izquierdo

Esto se realiza a través de la vía arterial:

  • La arteria femoral ha sido el punto de acceso más utilizado.
  • Se puede utilizar la arteria braquial. Esto generalmente se hace por vía percutánea en lugar de con la exposición quirúrgica de la arteria.
  • La arteria radial está ganando popularidad como sitio de acceso y muchos estudios informan menos complicaciones locales para una variedad de intervenciones diferentes.[1, 2, 3, 4, 5] Es útil particularmente cuando:
    • Existe una importante aterosclerosis de la arteria femoral.
    • La obesidad oscurece los hitos anatómicos.
    Las desventajas son que la técnica es técnicamente más difícil. Por ejemplo, la manipulación del catéter puede ser difícil debido al espasmo arterial.

Usos diagnosticos

El cateterismo cardíaco permite la confirmación diagnóstica y una información más detallada después de los estudios no invasivos. Puede ser utilizado en la evaluación de lo siguiente:

  • Función ventricular izquierda.
  • Gravedad de la valvulopatía mitral y aórtica.
  • Obstrucción del tracto de salida.
  • La extensión y la gravedad de la enfermedad arterial coronaria (la angiografía coronaria es el estudio diagnóstico más común).[6]
  • Se pueden tomar biopsias del ventrículo izquierdo (por ejemplo, en cardiomiopatías).
  • Se pueden realizar estudios de provocación electrofisiológica (por ejemplo, para taquicardia ventricular).

El Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Atención (NICE) recomienda que se realice una angiografía tan pronto como sea posible para pacientes que están clínicamente inestables o con alto riesgo isquémico.[6, 7]

Intervenciones terapeuticas

El análisis detallado de los méritos de tales intervenciones está más allá del alcance de este artículo. Tales intervenciones incluyen:

  • Angioplastia coronaria transluminal percutánea (ACTP).
  • PTCA y colocación de stent.
  • Tratamiento de los síndromes coronarios agudos (ACS) mediante PTCA / colocación de stents: una revisión Cochrane y otros favorecen con precaución los stents en lugar de los PTCA, debido a la reducción del riesgo de reinfarto y la oclusión recurrente de los vasos.[8, 9]
  • Tratamiento del infarto agudo de miocardio. Parece que hay ventajas para PTCA en términos de resultados a corto plazo, pero también hay algunos inconvenientes. Esto ha sido facilitado por el desarrollo de centros de intervención coronaria percutánea aguda (ICP).[6]
  • Valvuloplastia con balón.
  • Infarto septal por inyección de alcohol para la miocardiopatía hipertrófica obstructiva (HOCM).

Cateterización del corazón derecho

Esto se realiza por vía venosa, a través de las venas femoral, yugular interna, subclavia o antebrazo.[4]

Usos diagnosticos

La cateterización del corazón derecho permite:

  • Medición del gasto cardíaco, la presión de llenado del ventrículo izquierdo y la presión de enclavamiento de la arteria pulmonar.
  • Medición de las saturaciones de oxígeno del corazón derecho (por ejemplo, para defectos septales).
  • Evaluación de la hipertensión pulmonar (por ejemplo, antes del trasplante cardíaco).
  • Estudios de provocación electrofisiológica.

Intervenciones terapeuticas

Éstos incluyen:

  • Valvuloplastias del lado derecho.
  • Ablación por radiofrecuencia, por ejemplo, de la vía accesoria en el síndrome de Wolff-Parkinson-White.
  • Trombolisis directa en la arteria pulmonar para el embolismo pulmonar masivo.
  • Inserción de electrodos para dispositivos de marcapasos cardíacos.

En el paciente crítico, la cateterización del corazón derecho con un catéter Swan-Ganz se puede usar para la monitorización aguda de la función ventricular izquierda y derecha, para guiar el tratamiento y monitorear los efectos de la intervención. No tiene función terapéutica directa. El catéter generalmente se inserta a través de la vena yugular interna o subclavia. Las indicaciones potenciales incluyen:

  • Choque (cardiogénico versus no cardiogénico).
  • Dificultad respiratoria (cardiogénica versus no cardiogénica).
  • Complicado infarto de miocardio.
  • Monitoreo de los efectos de las drogas (por ejemplo, inótropos cardíacos).
  • Evaluación de las necesidades de líquidos en pacientes con, por ejemplo, insuficiencia multiorgánica.

Preparación para el cateterismo cardíaco.

Esto incluirá:

  • Investigaciones: la angiografía de casos diurnos generalmente no requiere ninguna investigación de rutina previa al procedimiento que no sea:
    • ECG.
    • Análisis de sangre: FBC, U&E, estudios de coagulación y agrupación y ahorro.
  • Explicación completa del procedimiento con consentimiento informado: generalmente no es doloroso, aunque la inyección de tinte causa una sensación de sofoco.
  • Premedicación: los pacientes ansiosos pueden requerir la premedicación con diazepam oral o intravenoso (IV).
  • Otras consideraciones: los pacientes con insuficiencia renal (creatinina> 200 μmol / L) requieren 1 litro de solución salina IV normal durante una hora antes y después de la angiografía para prevenir la nefropatía por contraste de rayos X. Esto puede ser problemático cuando hay insuficiencia cardíaca asociada.

Contraindicaciones

Una vez que se ha otorgado el consentimiento, no hay contraindicaciones absolutas para el cateterismo cardíaco. El resultado del procedimiento debe tener un beneficio potencial mayor que el riesgo asociado con el procedimiento. Sin embargo, una estrategia generalizada de aversión al riesgo para la angiografía puede impedir que los pacientes de mayor riesgo se sometan a procedimientos de revascularización.[10]

  • Las contraindicaciones relativas incluyen:
    • Hipertensión severa.
    • En pacientes con shock (por ejemplo, en hemorragia gastrointestinal aguda).
    • Anemia severa.
    • Lesión renal aguda.
    • Insuficiencia cardíaca congestiva severa.
    • Alergia al medio de contraste.
    • Infección activa o fiebre inexplicable.
  • Se requiere precaución en pacientes de mayor riesgo, por ejemplo, en:
    • Extremos de edad (menores de 1 año y mayores de 60 años).[11]
    • Enfermedad coronaria grave que afecta el vástago principal izquierdo.
    • Clase de clasificación de la New York Heart Association IV.
    • Fracción de eyección del ventrículo izquierdo <30%.
    • Enfermedad cerebrovascular reciente.
    • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Complicaciones

Las tasas de complicaciones son bajas e incluyen:

  • La mortalidad por angiografía coronaria de rutina es aproximadamente del 0,8%.[12]
  • Hemorragia de un sitio de punción arterial: aplicar presión.
  • Aneurisma falso (una inflamación firme y pulsátil): confirme con ultrasonido.
  • Reacción del tinte: reacciones cutáneas, náuseas y vómitos, alteración cortical transitoria; Suele instalarse en <24 horas.
  • Infección - la fiebre temprana suele ser una reacción de tinte.
  • Pérdida de pulso (s) distal (es).
  • Angina e infarto de miocardio.
  • Arritmias
  • Taponamiento pericárdico.
  • Carrera.
  • Infección (tasa relativamente baja).
  • Disfuncion renal.

¿Te ha resultado útil esta información? no

Gracias, acabamos de enviar un correo electrónico de encuesta para confirmar sus preferencias.

Lecturas adicionales y referencias

  1. Kassam S, Cantor WJ, Patel D, et al.; Acceso radial versus femoral para la intervención coronaria percutánea de rescate con el uso de inhibidores de la glucoproteína IIb / IIIa adyuvante. Can J Cardiol. 2004 dic20 (14): 1439-42.

  2. Choussat R, Black A, Bossi I, et al.; Complicaciones vasculares y resultado clínico después de la angioplastia coronaria con bloqueo del receptor plaquetario IIb / IIIa. Comparación de accesos arteriales transradiales frente a transfemorales. Eur Heart J. 2000 Apr21 (8): 662-7.

  3. Bertrand OF, De Larochelliere R, Rodes-Cabau J, et al; Un estudio aleatorio que comparó el alta domiciliaria en el mismo día y el bolo de abciximab solo con la hospitalización nocturna y el bolo de abciximab y la infusión después de la implantación de un stent coronario transradial. Circulación. 2006 Dic 12114 (24): 2636-43. Epub 2006 4 de diciembre.

  4. Gilchrist IC, Moyer CD, Gascho JA; Cateterizaciones transradiales del corazón derecho e izquierdo: una comparación con el abordaje femoral tradicional. Cateter Cardiovasc Interv. 2006 Apr67 (4): 585-8.

  5. Ziakas A, Gomma A, McDonald J, y otros; Una comparación de los abordajes radial y femoral en la intervención coronaria percutánea primaria o de rescate para el infarto agudo de miocardio en ancianos. Cuidado agudo de la tarjeta. 20079 (2): 93-6.

  6. Manejo del infarto agudo de miocardio en pacientes con elevación del segmento ST; Sociedad Europea de Cardiología (2012)

  7. Angina inestable y NSTEMI; Guía clínica de NICE (marzo de 2010 - última actualización en noviembre de 2013)

  8. West R, Ellis G, Brooks N; Complicaciones del diagnóstico de cateterismo cardíaco: resultados de una investigación confidencial sobre las complicaciones del catéter cardíaco. Corazón. 2006 Jun92 (6): 810-4. Epub 2005 24 de noviembre.

  9. Nordmann AJ, Hengstler P, Harr T, y otros; Resultados clínicos de la colocación de stent primario versus angioplastia con balón en pacientes con infarto de miocardio: un metanálisis de ensayos controlados aleatorios. Soy J Med. 2004 Feb 15116 (4): 253-62.

  10. Fox KA, Anderson FA Jr, Dabbous OH, y otros; Intervención en los síndromes coronarios agudos: ¿los pacientes se someten a una intervención en función de sus características de riesgo? El Registro Global de Eventos Coronarios Agudos (GRACE). Corazón. 2007 feb93 (2): 177-82. Epub 2006 6 de junio.

  11. Alexander KP, Newby LK, Cannon CP, y otros; Atención coronaria aguda en ancianos, parte I: Síndromes coronarios agudos sin elevación del segmento ST: una declaración científica para profesionales de la salud del Consejo de Cardiología Clínica de la Asociación Americana del Corazón: en colaboración con la Sociedad de Cardiología Geriátrica. Circulación. 2007 mayo 15115 (19): 2549-69.

  12. Ohlow MA, Secknus MA, von Korn H, y otros; Incidencia y resultado de complicaciones vasculares femorales en 18,165 pacientes sometidos a cateterización cardíaca. Int J Cardiol. 2009 Jun 12135 (1): 66-71. Epub 2008 9 de julio.

Video: ¿Cuáles son los diferentes tipos de ITS?

Congelación