Síndrome de Ogilvie
Gastroenterología

Síndrome de Ogilvie

Este articulo es para Profesionales médicos

Los artículos de referencia profesional están diseñados para que los profesionales de la salud los utilicen. Están escritos por médicos del Reino Unido y se basan en pruebas de investigación, directrices del Reino Unido y de Europa. Usted puede encontrar uno de nuestros articulos de salud más útil.

Síndrome de Ogilvie

  • Epidemiología
  • Factores de riesgo
  • Presentación
  • Diagnóstico diferencial
  • Investigaciones
  • administración
  • Pronóstico
  • Prevención

Este es un síndrome de seudoobstrucción intestinal aguda asociada con la dilatación masiva, generalmente del colon pero también del intestino delgado. La obstrucción mecánica está ausente y existe una disfunción nerviosa parasimpática. Fue descrito por primera vez por Sir William Heneage Ogilvie en 1948, un cirujano inglés que también fue examinador de Oxbridge y escribió artículos sobre fracturas y hernias.[1]Este síndrome también se conoce como seudoobstrucción colónica aguda (ACPO).

Epidemiología

  • Es una condición rara y la tasa de incidencia en realidad no se conoce.
  • Los machos son más comúnmente afectados que las hembras.
  • El síndrome de Oglivie es más común en los ancianos.

Factores de riesgo

El síndrome de Oglivie a menudo se asocia con otras afecciones, que incluyen:[2]

  • Cirugía obstétrica, ginecológica o pélvica reciente.
  • Trauma reciente o procedimiento ortopédico.
  • Infección subyacente.
  • Eventos cardíacos recientes.
  • Desequilibrio electrolítico.
  • Medicamentos (por ejemplo, opioides, antidepresivos).
  • Trasplante de órgano sólido.

Presentación

Aunque los síntomas y signos de una gran obstrucción intestinal ocurren con frecuencia, el síndrome de Oglivie puede tener una presentación clínica variable. Es importante, por tanto, tener un alto grado de sospecha en estos pacientes.

Los síntomas

  • Dolor abdominal, generalmente calambres o cólicos.
  • Sensación de hinchazón.
  • Náuseas y vómitos.
  • Estreñimiento intermitente.

Señales

  • Distensión abdominal masiva.
  • Sonidos intestinales normales, reducidos u obstruidos.
  • Ternura mínima.
  • Recto vacío lleno de aire en el examen rectal digital.

Si no se reconoce, la dilatación progresiva del colon puede provocar isquemia mural, perforación y aumento de la mortalidad.[2]

Diagnóstico diferencial

  • Obstrucción mecánica.
  • Adenocarcinoma de colon.
  • Cicatrización, adherencias.
  • Afecciones inflamatorias: úlcera péptica, apendicitis, pancreatitis.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Enfermedad de Hirschsprung.
  • Infección parasitaria - por ejemplo, tripanosomiasis americana.

Investigaciones

  • Historial completo: síntomas, historial de medicamentos, cirugía previa, historial médico anterior e historial familiar, historial psiquiátrico, hábitos y dieta normal.
  • Examen completo: para identificar otras afecciones, incluido el examen rectal digital.
  • La radiografía abdominal a menudo muestra una dilatación masiva del colon (megacolon) con diámetros cecales que miden 10-14 cm.
  • Una tomografía computarizada se realiza a menudo para excluir una obstrucción mecánica.

administración

El reconocimiento oportuno y el monitoreo cercano son extremadamente importantes en el manejo de esta condición. La mayoría de los pacientes mejoran con medidas conservadoras.

Medidas generales

  • Si es posible, trate la causa.
  • Permitir que el paciente sea móvil y, si es posible, hacer ejercicio.
  • Aconsejar la ingesta adecuada de líquidos.
  • Trompa nasogástrica para descomprimir el estómago y aliviar los vómitos.

Farmacológico

  • Procinéticos antieméticos - por ejemplo, metoclopramida.
  • A menudo se administra neostigmina intravenosa (IV) y es una opción segura y eficaz para los pacientes con síndrome de Oglivie que no responden al tratamiento conservador:[3]Cuando se administra como un bolo, puede llevar a una mejora rápida.[4]
  • Líquidos por vía intravenosa.
  • Los antibióticos se inician si se sospecha una infección subyacente.

Quirúrgico

  • La perforación, la isquemia y la peritonitis requieren una intervención quirúrgica urgente.[2]
  • Descompresión con colonoscopio flexible, especialmente cuando la dilatación cecal alcanza dimensiones que se consideran en alto riesgo de perforación.[5]
  • La cirugía realizada suele ser una cecostomía o colectomía.
  • La laparotomía está indicada para la isquemia y la perforación, o si el diagnóstico no es claro.

Pronóstico

Los pacientes que evitan la cirugía y la perforación generalmente se recuperan bien, aunque la recurrencia es común.

Se ha demostrado que la edad del paciente, el diámetro máximo de ciego y el retraso en la descompresión colónica tienen una correlación directa significativa con la mortalidad.[2]

La cirugía se asocia con altas tasas de morbilidad y mortalidad.[5]

Prevención

  • Evitar el reposo en cama.
  • Hidratación adecuada.
  • Evitar fármacos que inhiban la acción de los músculos gastrointestinales parasimpáticos.

¿Te ha resultado útil esta información? no

Gracias, acabamos de enviar un correo electrónico de encuesta para confirmar sus preferencias.

Lecturas adicionales y referencias

  1. Ogilvie H; Cólico del intestino grueso debido a la carencia simpática de un nuevo síndrome clínico. Br Med J. 1948 9 de octubre

  2. Jain A, Vargas HD; Avances y desafíos en el manejo de la seudoobstrucción colónica aguda (síndrome de Ogilvie). Clin Colon Rectal Surg. 2012 25 de marzo (1): 37-45. doi: 10.1055 / s-0032-1301758.

  3. Valle RG, Godoy FL; Neostigmina para la seudoobstrucción colónica aguda: un metanálisis. Ann Med Surg (Lond). 2014 Jun 193 (3): 60-4. doi: 10.1016 / j.amsu.2014.04.002. eCollection 2014 sep.

  4. Hooten KG, Oliveria SF, Larson SD, y otros; Síndrome de Ogilvie después de la cirugía pediátrica de deformidad espinal: tratamiento exitoso con neostigmina. J Neurosurg Pediatr. 2014 Sep14 (3): 255-8. Doi: 10.3171 / 2014.6.PEDS13636. Epub 2014 18 de julio.

  5. Pereira P, Djeudji F, Leduc P, et al.; Síndrome de Ogilvie-seudoobstrucción colónica aguda. J Visc Surg. 2015 abr152 (2): 99-105. doi: 10.1016 / j.jviscsurg.2015.02.004. Epub 2015 11 de marzo.

Síndrome del lóbulo frontal

Enfermedad de refsum